Las 8 mejores playas de Huelva

Si hay algo por lo que destacan las playas de Huelva, a parte de sus buenas temperaturas, es la increíble extensión de la mayoría de las mismas. La costa onubense, que conforma junto a las playas de Cádiz la Costa de la Luz, está bañada por el océano Atlántico, y atesora innumerables arenales infinitos, ideales para dar largos paseos.

La gran extensión de las playas de Huelva también ofrece a los turistas espacio suficiente para estar cómodos, ya que aunque en verano se masifiquen (como en casi todos lados), es literalmente imposible llenarlas. Otros de los denominadores comunes de las playas de la costa onubense son las dunas y los pinares, que siempre acompañan el paisaje de los alrededores.

Es difícil señalar cuales son las mejores playas de Huelva, ya que todas tienen unas características muy parecidas. Cualquiera de las zonas turísticas más destacables de la provincia, como Ayamonte, Cartaya, Punta Umbria, Isla Cristina, Mazagón o Almonte, contiene playas suficientes para disfrutar de unas buenas vacaciones. Si la zona de la costa onubense te queda muy lejos, las playas de Valencia también son una muy buena opción.

Mejores playas de Huelva

Playa de Doñana

Una de las joyas de la costa española, que destaca sobre todo por su estado vírgen, pulcramente conservado, ya que se sitúa en el Parque Nacional de Doñana. La playa tiene una longitud de nada más y nada menos que 28 kilómetros, y su arena es dorada y fina. Su estado natural tiene como contrapartida la falta de servicios, por lo que no cuenta con duchas o puestos de venta, por ejemplo (aunque esto también es una ventaja para aquellos que valoren la naturaleza).

Playa de Matalascañas (Almonte)

Forma parte de la Playa de Doñana, pero los 5 kilómetros de tramo urbano se considera como playa de Matalascañas. Se trata de la playa más concurrida de toda la zona, en parte gracias a la fama de Matalascañas, población dependiente de Almonte. Al ser una playa del tipo urbano, es justamente lo opuesto a lo que podrás encontrar en las demás zonas de la playa de Doñana. Cuenta con servicios de todo tipo, incluidos restaurantes y chiringuitos donde disfrutar de la mejor comida.

Playa de Islantilla

Una de esas playas que han sido cuidadas y acondicionadas para ofrecer el mejor de los servicios, consiguiendo así galardonas como la Q de Calidad Turística y la bandera azul. Tiene una extensión de más de 1.5 kilómetros, y esta situada entre los municipios de Isla Cristina y Lepe. Es una de las que posee una ocupación más elevada en temporada alta, ya que no es de las más grandes en cuanto a extensión, y se visita bastante. Los servicios de la zona, como indica el galardón anual de bandera azul, son numerosos y de calidad.

Playa de Punta Umbría

Es la denominación que se le da a un arenal de más de 4 kilómetros situado en el municipio de Punta Umbría, que contiene cinco playas distintas: Los Enebrales, Punta Umbría, Mata Negra, La Bota y Punta Umbría. Al no contar con una separación física entre ellas, se suele denominar así a la agrupación entera. Se trata de una zona de playas muy bien cuidadas, galardonada con la bandera azul gracias a sus numerosos servicios, y su buen mantenimiento.

Playa El Parador

Situada entre Matalascañas y Mazagón, forma parte de un conjunto de playas conocido como Playa de Castilla, en el que se incluyen otras dos playas de las que hablaremos más tarde. Al igual que otras de las mejores playas de Huelva, cuenta con el galardón de bandera azul, asegurando unos requisitos y servicios mínimos a cumplir. Tiene una longitud de 2 kilómetros, y se encuentra al lado del espectacular Acantilado del Asperillo. La playa obtiene el nombre del Parador Nacional de Turismo de Mazagón, que se encuentra en el mismo lugar.

Playa de Cuesta Maneli

Otra de las 3 playas que conforman la gran Playa de Castilla. Para acceder a ella necesitarás dejar el coche en el parking (cuesta 2 euros) y andar por un ameno camino de madera, con una longitud de unos 1.200 metros, y rodeado de un paisaje más que idóneo.  El premio merece totalmente la pena, ya que la pequeña traba de tener que andar hasta ella hace que la concurrencia sea baja, ofreciendo máxima tranquilidad a sus visitantes.

Playa del Rompeculos

La tercera y última de las playas que se ven protegidas por el gran Acantilado del Asperillo, a la que también deberás acceder a pie, dejando el coche en el parking (de nuevo, 2 euros). En este caso, el camino es de tan solo 800 metros y no se hace pesado.

Playa de El Portil

Situada junto a las zonas de El Portil y Nuevo Portil, y con 3.600 metros de longitud, es considerada una de las mejores playas de Huelva. Al ser una playa urbana, la afluencia suele ser alta en verano, pero no llega a resultar incómodo, ya que es muy amplia y hay espacio de sobra. Es otra de las playas de la costa onubense que cuenta (o han contado alguna vez) con el galardón de bandera azul. La tranquilidad de sus aguas la hace perfecta para ir con los más pequeños.