10 playas de Galicia que merece la pena visitar

Elegir las mejores playas de Galicia no es ni mucho menos tarea fácil, ya que cuenta con más de 100 playas de gran calidad (109 banderas azules en 2018) y de todos los tipos, repartidas por sus más de 1.400 kilómetros de costa. Hemos seleccionado algunas de las mejores playas de las tres provincias costeras gallegas: Lugo, A Coruña y Pontevedra.

Las playas de Galicia están bañadas por las aguas de Océano Atlántico y el Mar Cantábrico, lo que hace que sus aguas estén notablemente más frías que las que se pueden encontrar en el Mar Mediterráneo. Es una de las pocas pegas que se le puede sacar a esta zona costera. Las playas de Asturias son una buena alternativa, así como las playas de Cantabria, ya que están cerca y cuentan con una calidad excelente.

Los puntos fuertes de las playas de la Costa de Galicia residen en la variedad de las características de las mismas, alejándose un poco del típico turismo de playa y sol que se da en otras zonas. Podrás encontrar extensos arenales donde tomar el sol, si, pero también podrás encontrar espectaculares playas cuyo valor reside en el paisaje y los elementos que hay en ellas. Si lo que buscas es todo lo contrario, las playas de Huelva deberían ser perfectas para ti.

Las 10 mejores playas de Galicia

Es imposible hacer una selección de mejores playas sin dejarnos algunas ya que, como hemos comentado, hay más de 100 playas con bandera azul en la zona (y otras tantas sin ese galardón). Si quieres proponernos alguna para poner en una futura actualización de la lista, estaremos encantados de tener en cuenta tu opinión.

Playa de las Catedrales – Lugo (Ribadeo)

Sin duda alguna, una de las playas más bonitas y espectaculares de Galicia y de toda España. Su característica principal reside en las diferentes formas (arcos, cúpulas) que se han creado en los acantilados situados en la misma playa, al haberse sedimentado con el viento y el mar poco a poco. Esto provoca que la playa en general sea un sitio único, contando con innumerables rincones desde los que hacer la foto perfecta.

Ten en cuenta que, al ser tan famosa, la concurrencia no es precisamente baja, y la mayoría de veces te cruzarás con otros turistas que las estén visitando. Durante verano, y en alguna época concreta, es necesario pedir permiso para poder visitar la Playa de las Catedrales, para evitar que se sobreocupe.

Playa de Laxe – A Coruña (Laxe)

Una de las mejores playas de Galicia para ir con niños, gracias a sus aguas tranquilas y su arena fina y blanca. Además, el fácil acceso y los servicios con los que cuenta, acompañan a la comodidad de los más peques.

Playa de Rodas – Pontevedra (Pontevedra)

Una de esas playas cuyas características recuerdan completamente a las playas de aguas cristalinas del Caribe (los lugareños la llaman la caribeña). Aunque las aguas no vayan a estar precisamente como las del Caribe, es lo más parecido que vas a encontrar entre las playas de Galicia.

El entorno natural de esta playa es espectacular, ya que forma parte del Parque Natural Illas Cíes. Además, la zona no está ni mucho menos sobre-urbanizada, lo que le da una tranquilidad tremenda.

Playa de Area Maior o Area Longa – A Coruña (Muros)

Con más de 1 kilómetro de longitud y una arena fina y blanca, esta playa cuenta con la peculiaridad de tener unas privilegiadas vistas del monte Louro, situado a escasa distancia. La playa forma está enmarcada dentro de un espacio natural protegido, gracias a sus características.

Playa Xilloi – Lugo (O Vicedo)

Una playa de carácter semiurbano, que está acompañada de dunas, juncos y pequeños acantilados. Además, las vistas desde la misma son bastante reseñables. Tiene 1 kilómetro de longitud y está bastante resguardada por los acantilados situados a los lados de la misma.

Playa de Melide – Pontevedra (Isla de Ons)

Situada en una isla a la que hay que acceder por barco, la playa de Melide es una de las playas nudistas más famosas de Galicia. Se encuentra en una zona en la que todas las playas son prácticamente vírgenes, lo que les da un valor añadido. El entorno natural de la playa es, como suele suceder en Galicia, increíble. Para llegar a la misma tendrás que andar desde el muelle donde te deja el barco.

Playa de Carnota – A Coruña (Santa Comba)

Un impresionante arenal de más de 7 kilómetros de longitud (la más larga de toda Galicia), y de una anchura bastante extensa si se compara con las de las playas a las que estamos acostumbrados (llega a 500 metros de anchura en algunos tramos). El entorno natural de esta playa es increíble, y digno de visitar, como suele suceder en la mayoría de las playas de Galicia.

Playa de A Lanzada – Pontevedra (Sanxenxo y O Grove)

Es una de las playas más turísticas de Galicia y, por tanto, una de las más concurridas. Sin embargo, su longitud de 2,5 kilómetros hace que nunca falte sitio para disfrutar de ella. Es una de las preferidas por parte de los surfistas, gracias al viento y el oleaje que se suele dar en la misma, provocado. Es una de las que tienen un aspecto más paradisíaco en la costa gallega.

Playa A Frouxeira – A Coruña (Valdociño)

Otra de las increíbles playas que ofrecen un paisaje espectacular. Unos 3 kilómetros de arena fina y blanca, y con abundancia de viento, lo que provoca que sea propicia para realizar deportes marítimos como el Surf.

Como curiosidad, no hay que olvidarse de mencionar que se cree que la playa tiene capacidades curativas, por lo que atrae a personas de edad avanzada, que se acercan a visitarla en las primerar horas de la mañana.

Playa de Covas – Lugo (Viveiro)

Una de las playas de carácter urbano más conocidas de la zona, que se puede considerar como una de las mejores playas de Galicia para ir con niños, gracias a su comodidad (bastante espacio) y a su tranquilidad. Es una playa de alta ocupación en la temporada veraniega, pero sus 1.500 metros de longitud hacen que esto no llegue a suponer un problema.